DestacadasQuintana RooYucatán

La Península de Yucatán se prepara para la llegada de una nube de langostas

langostas-1595081706-621x354-1

 

Una gran nube de langostas se desplaza sobre Belice y podría dirigirse en los próximos días hacia el sureste de México

Chetumal, Quintana Roo, 21 de julio del 2020.- Al estado de Quintana Roo llega una nueva amenaza que preocupa a autoridades y ciudadanos: una gran nube de langostas se desplaza sobre Belice y podría dirigirse en los próximos días hacia el sureste de México.

El Comité de Sanidad Vegetal de Quintana Roo (Cesaveqroo) detalló que la plaga podría devorar hasta 400 especies de plantas, y destruir cultivos de maíz, frijol, sorgo, arroz, soya, cacahuate, caña de azúcar, chile, tomate, cítricos, plátano, coco y pastizales, entre otros.

Los insectos, que se desplazan sobre Belice en enjambres, afectarán a Quintana Roo y a la Península de Yucatán.

Aunque las secretarías de los gobiernos estatales aún no han dado a conocer la estrategia que implementarán para evitar que estas nubes arrasen miles de hectáreas, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) lleva a cabo una campaña fitosanitaria permanente para controlar la presencia y expansión de la langosta centroamericana (Schistocerca piceifrons Walkers) en el territorio mexicano.

Según la información del organismo, el monitoreo se lleva a cabo en Campeche, Chiapas, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

Y consta de tres acciones estratégicas: exploración, muestreo y control.

Para exterminar la plaga, se llevan a cabo dos técnicas de control: químico o biológico. El primero se realiza mediante la aplicación de productos recomendados, como el paratión metílico, el Fipronil, el Malation, Cipermetrina, Z-Cipermetrina, Deltametrina y Diflubenzurón. Por su parte, el biológico consiste en el uso de hongo entomopatógeno diluido en aceite.

Además de la estrategia operativa contra la langosta que lleva a cabo Senasica, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) destinó este año 25 millones de pesos a la campaña contra el insecto, con el fin de proteger 58 millones de toneladas anuales de alimentos agrícolas, por valor de 70 mil millones de pesos.

Aunque en los últimos años en México, las acciones fitosanitarias promovidas por Senasica han evitado que arrasen superficies de vegetación, pastizales y cultivos, entre la segunda mitad del 2020 y mediados del 2022 se espera que las condiciones ambientales y ciclos biológicos de la especie provoquen nuevos brotes. Además de aquellos enjambres que puedan llegar desde países vecinos.

Yucatán Independiente

 

error: Content is protected !!